Portada  Libro de visitas Imágenes Rastro Foros de debate Páginas amarillas Glosarios  
   A web na que todos colaboramos V. 4.1

¡Olvídate de mí!

Miércoles 20 de Octubre de 2004

Director: Michel Gondry Intérpretes: Jim Carrey (Joel Barish), Kate Winslet (Clementine Kruczynski), Kirsten Dunst (Mary Svevo), Mark Ruffalo (Stan), Elijah Wood (Patrick) Joel está desolado porque su novia Clementine le ha dejado, con lo que decide acudir al lugar donde trabaja con el fin de poder hablar con ella. Sin embargo al llegar se da cuenta de que Clementine le trata como si no le hubiese visto en la vida. Joel descubre que su novia se ha sometido a un innovador proceso para borrarle literalmente de su memoria. En un arranque de dolor y despecho, Joel decide someterse al mismo tratamiento, donde un peculiar equipo lo llevará a cabo, comenzando por los últimos recuerdos, los más dolorosos y dañinos, y caminado hacia atrás, hacia el día en que la conoció.

A medida que sus recuerdos se van volatilizando, Joel vuelve a redescubrir su amor por Clementine. Desesperado, quiere parar el proceso dando comienzo una frenética carrera por la mente de Joel, intentando esconder sus más bellos recuerdos en lo más profundo y oscuro de su mente con el fin de esquivar al Doctor Mierzwiak en su proceso de borrado.

¿Cuántas veces hemos deseado olvidar ciertos pasajes de nuestra vida e incluso alguna que otra persona? ¿Y cuantas veces, creyendo que lo hemos logrado, un olor, una canción, unas palabras… nos transportan nuevamente al pasado para descubrir que sigue allí, agazapado en un rincón de la mente y que sólo necesitaba un estímulo para salir?

El guionista Charlie Kaufman pone toda su imaginación en esta original historia de amor, alejándola de los tópicos que suelen rodear este tipo de películas, donde los personajes se introducen en dos realidades paralelas, al igual que hizo con “Como ser John Malkovick” o “Adaptation” y que el director, cámara en mano, se encarga de darle forma de una manera muy personal y nada comercial.

Muy buena interpretación de la pareja protagonista, con un Carrey más en la linea de “un hombre en la luna” que de “la máscara”, donde da forma a un Joey tímido, aburrido e introvertido que se ve atropellado por la fuerza, el carisma, la alegría e impetuosidad de Kate Winslet.

En el fondo pienso que en esta historia, una de las cosas que nos quieren mostrar, es que, en el complicado universo que supone enamorarse, es inevitable disfrutar únicamente de la parte feliz, la divertida, la romántica… puesto que siempre viene acompañado de una parte de dolor y de sufrimiento que es imposible separar, de la que hay que tomar conciencia y de que, si la primera parte merece la pena, siempre compensará.

Saludos.

Redactado por veneciana el Miércoles 20 de Octubre de 2004
Comentarios
Comentar este artículo









¿Recordar estos datos?




Por favor repite la siguiente combinación de números en el cuadro inferior para comprobar que hay un "ser humano" rellenando el formulario.