Portada  Libro de visitas Imágenes Rastro Foros de debate Páginas amarillas Glosarios  
   A web na que todos colaboramos V. 4.1

United 93

Viernes 6 de Octubre de 2006

Director: Paul Greengrass Intérpretes: J. J. Johnson, Gary Commock, Polly Adams

La mañana del 11 de septiembre de 2001 cuatro aviones fueron secuestrados en EEUU. Dos de ellos impactaron sobre las Torres Gemelas de Nueva York. Otro sobre el Pentágono y un cuarto avión se estrelló en Shaksville, Pensylvania. Era el United 93 y en el viajaban 40 personas. Fue el trágico acontecimiento que sobrecogió al mundo y que fue emitido por todos los canales de televisión en directo. Y sobre este hecho ha rodado Paul Greengrass su película.

Esta es una de esas películas en las que, a pesar de conocer el final, consigue acelerar las pulsaciones del corazón y generar una gran angustia y desazón.

Como en toda película de estas características, siempre se levantan suspicacias y opiniones enfrentadas a cerca de la realidad de los acontecimientos. En este caso hay quienes piensan que fueron los cazas americanos los que derribaron el United 93 ante la posibilidad de que el atentado fuese dirigido hacia la Casa Blanca. Otros quienes mantienen que fueron los propios pasajeros y tripulación los que hicieron frente a los terroristas evitando una desgracia aún mayor.

Lejos de realizar concesiones políticas, Greengrass decidió contar la historia como una posibilidad más de lo que pudo suceder, basándose en las llamadas que los pasajeros realizaron a sus familiares durante el vuelo.

La forma en la que está filmada, “cámara en mano”, consiguiendo ese movimiento caótico en muchas escenas y el utilizar a un elenco de actores desconocidos, le da mayor credibilidad a la película. Quizás le sobre parte de la “jerga” de controladores que se hace un poco larga, confusa e incomprensible para los que no dominamos el tema. Pero desde mi punto de vista, retrata muy bien el caos que se ocasiona; todos hablan a la vez, no comprenden lo que sucede, la necesidad imperiosa de tomar una decisión rápida y eficaz les angustia.

No es una película lacrimógena que se recree en el sufrimiento. Todo lo contrario. Parece una película muy real en cuanto a las reacciones de las personas del avión. Y por eso sobrecoge; quizás porque imaginas que tu podías estar allí. Los últimos 10 minutos de la película elevan la tensión y la presión sobre el espectador para culminar una secuencia final arrasadora que quita el aliento.

Considero que es una buena película, bien rodada y bien interpretada; merece la pena pararse un par de horas para verla.

Unos dicen que se trata de una película-homenaje a los “héroes civiles americanos” . Otros la critican por no ajustarse a la “realidad” de los hechos y que es políticamente correcta. Al director eso le da igual. Yo veo una posible respuesta de un ser humano ante la inamovible realidad de que va a morir. Difícil saber cual sería nuestra reacción en un caso así… ¿esconderse bajo el asiento? ¿enfrentarse a los terroristas? ¿llorar? ¿rezar?.

Estas personas tuvieron tiempo para sentir confusión, miedo, desesperación, dolor, quizás esperanza… y también tiempo para despedirse de sus seres queridos; oportunidad que no tuvieron las personas que murieron en los trenes de Madrid o en el metro de Londres. Dura prueba la de disponer de unos minutos para tratar de despedirse de alguien para siempre… Seguramente todos coincidiríamos con los mensajes de los pasajeros del avión: “Te quiero”.

Saludos

Redactado por veneciana el Viernes 6 de Octubre de 2006
Comentarios
Comentar este artículo









¿Recordar estos datos?




Por favor repite la siguiente combinación de números en el cuadro inferior para comprobar que hay un "ser humano" rellenando el formulario.