Portada  Libro de visitas Imágenes Rastro Foros de debate Páginas amarillas Glosarios  
   A web na que todos colaboramos V. 4.1

Ágora: Jesús fabricaba ataúdes

Lunes 12 de Octubre de 2009

Ágora es la última película de Alejandro Amenábar, un director que sólo me parece bueno como director y que creo que ha lastrado todas sus anteriores películas por intentar abarcar otras facetas en las que claramente parece inferior, como guionista o compositor.

La película empieza muy bien, tiene muy buen aspecto, los decorados impresionan, la música crea un ambiente interesante, el vestuario es muy bonito. Parece una película de Hollywood, con lo bueno y lo malo que eso conlleva.

De la película destacaría, como he dicho al principio, lo bien dirigida que está, hay encuadres fantásticos, secuencias magníficas, buen ritmo entre planos. Pero creo que falla el guión por todas partes, la historia de Hipatia siempre me había interesado, por ser pionera en tantas ciencias y por lo importante de su figura durante su vida. No sé si haberse centrado sólo en su labor como científica y filósofa dejando un poco en segundo plano las intrigas políticas habría hecho la película más coherente, pero el caso es que por momentos parecemos estar viendo dos películas (o tres con los amores platónicos un poco metidos con calzador) y no hay un motivo claro para lo que estamos viendo, la protagonista alterna entre su ciencia, sus clases, las intrigas políticas y quitarse moscardones de encima, pero el objetivo de la película parece ser esperar a que llegue la muerte de la protagonista, sea de vieja, asesinada o enferma…

Las interpretaciones me han parecido todas realmente malas, faltas de espíritu, quizás el doblaje haya influído, pero sólo me creía a veces el personaje de Rachel Weisz, en su faceta de científica muy adelantada a su tiempo, que son, para mi las mejores escenas de la película.

El tratamiento que da a las luchas religiosas resumible en: Los cristianos malos malísimos, los judíos poco mejores y los paganos la luz de la civilización, podría parecer el tema más polémico de la película, pero para mi es una esquematización, muy al estilo Hollywood, para poder llegar a las audiencias… “Dejemos claro quienes son los malos por si confundimos al público”. Como ejemplo de esta simplificación… Cristianos: todos de negro. Paganos: todos de blanco.

Los decorados son espectaculares, pero yo diría que más altos que anchos, quiero decir con ello que a veces tenía la sensación de estar dentro de una ciudad teatro, con calles pequeñas, edificios pequeños y poco espacio entre ellos, pero sin duda muy realistas, aunque no demasiado rigurosos históricamente.

En resumen, una película recomendable para ver sin grandes expectativas y que por presupuesto y acabado visual es una pena que no haya contado con un mejor guión.

Para entender el subtítulo de esta crítica recomiendo ver la película.

Redactado por Fernando Coello el Lunes 12 de Octubre de 2009
Comentarios
Comentar este artículo









¿Recordar estos datos?




Por favor repite la siguiente combinación de números en el cuadro inferior para comprobar que hay un "ser humano" rellenando el formulario.